Florencia Quiñones, histórica

Florencia Quiñones, histórica

Florencia Quiñones se retiró de la actividad profesional. La ex jugadora, una de las referentas del fútbol femenino nacional, jugó su último partido con la camiseta de Boca en la Superfinal ante San Lorenzo.


La gladiadora Florencia Quiñones se fue campeona, capitana y llena de aplausos. En la Superfinal del sábado ante San Lorenzo, el entrenador la sustituyó en los últimos minutos para la ovación del público y sus compañeras. Dejó una huella en el fútbol femenino nacional y a partir del 2022 dirigirá oficialmente a la Selección argentina sub 17 y sub 15 junto con Christian Meloni.

Quiñones nació en Córdoba y en su ciudad natal comenzó su relación con la pelota. Empezó a jugar con varones, ya que no había fútbol femenino en ese momento, en Atlético Unión de Oncativo. De todas maneras la historia con el deporte viene de familia. Su papá, Marcelo Quiñones, fue jugador de fútbol con una gran representación en Nueva Italia de Córdoba.

Sus inicios en AFA fueron en San Lorenzo, en donde debutó con 19 años. Allí estuvo desde 2005 hasta 2011 y se consagró campeona del Apertura 2008. Además participó con el equipo azulgrana de la primera edición de la Copa Libertadores en 2009.

En 2011 se convirtió en la primera jugadora argentina en formar parte del Barcelona. En 2021 el club Catalán es reconocido como el mejor del mundo tras consagrarse campeón de la Champions League, la Liga Iberdrola y la Copa de la Reina. Hasta la llegada de Flor Quiñones, el equipo no había sumado consagraciones, por lo tanto, participó de los primeros títulos de la historia del club. Obtuvo la Copa de la Reina, la liga nacional y la liga de Cataluña.

Video homenaje de Boca a Florencia Quiñones

Luego de dos años regresó a San Lorenzo y volvió a coronarse en 2015 con un nuevo campeonato para el club. En Boca empezó a escribir su historia en 2017. Allí levantó tres trofeos y participó de la Copa Libertadores. Al margen de los títulos, fue líder del equipo, se adaptó a la posición de defensora, anteriormente era mediocampista, y logró un respeto notable entre rivales y compañeras.

En la Selección argentina también tuvo su lugar, en su momento un puente para la llegada a San Lorenzo. Primero fue convocada a la albiceleste y luego comenzó su carrera en el Ciclón. Disputó el Mundial de China 2007, los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, Sudamericanos y Panamericanos. Fue campeona del Sudamericano de 2006 y los Juegos Odesur 2014.

Ahora tendrá el trabajo de transmitir y enseñar lo que aprendió en sus años de carrera como jugadora a las juveniles Sub 17 y Sub 15. Es muy importante que estas futbolistas tengan una referenta visible para formar su camino en los próximos años.

Noticia anterior

Qatar 2022: el Mundial al que no somos invitades

Noticia siguiente

El 2021 del fútbol femenino

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.